Cuando preparas tu currículum lo haces con el fin de que sea tomado en cuenta y lograr la entrevista de trabajo, ya que estaríamos a un paso de alcanzar nuestro cometido que no es otro que el estar activo en el plano laboral. Pero, ¿cómo debemos actuar si una empresa nos requiere para una entrevista? En el siguiente post te contamos lo que debes y no debes hacer cuando te enfrentes a un seleccionador.

Siempre es recomendable ir bien preparado a una entrevista de trabajo. La seguridad y la confianza debe ser nuestra carta de presentación ya que aumentará nuestras posibilidades de ser contratado. Hay que mantener la situación bajo control en todo momento y estar seguro de lo que hacemos.

Lo primero es informarnos bien acerca de la empresa antes de acudir a la cita. Entre las preguntas frecuentes que realiza un entrevistador es que le expongas tus conocimientos sobre la empresa. Tener interés en lo que podría ser tu futuro puesto de trabajo es algo que valora satisfactoriamente toda empresa.

Cuida tu apariencia personal y conoce perfectamente tu currículum

Debes conocer tu currículum a la perfección ya que en el se basarán para hacerte las preguntas. Estudia bien tus aptitudes, formación y experiencia, explotando tus puntos fuertes y dalo a conocer. Sobre tus puntos débiles prepara argumentos para defenderlos correctamente.

entrevista-trabajo-despues-buen-curriculum

Algunas empresas suelen citar a la entrevista por escrito, a través de un mail u otro medio. Lo correcto es que llames para confirmar tu asistencia.

Tu vestimenta debe ser muy cuidada. Evita llevar ropa llamativa y gafas oscuras. Tu apariencia hablará mucho de ti y el seleccionador estará atento sobre esto.

Otro aspecto que debes evitar es la impuntualidad. Si llegas tarde a la entrevista la mala imagen rondará durante todo el encuentro con el seleccionador. Por lo general se recomienda llegar unos 5 o 10 minutos antes de la hora pautada.

Procura ir solo a la entrevista. Ir acompañado por algún familiar o amigo puede dar una imagen de poca independencia e iniciativa. También recuerda apagar el teléfono móvil.

Sé confiado y agradecido durante la entrevista

El leguaje corporal también es tomado muy en cuenta. No demuestres un estado de ánimo negativo ni de nerviosismo. Relájate y muéstrate confiado. Aunque llegado a la entrevista te das cuenta que el puesto no era lo que esperabas o haya cosas en la que no estés de acuerdo, intenta mantener el positivismo hasta el final. La empatía debe predominar durante todo el encuentro.

Aunque no está de más preguntar por el salario, durante la entrevista no es conveniente que parezcas ansioso sobre este tema. Pregunta pero sé discreto. No te centres demasiado en el tema monetario porque causará una mala imagen ante el entrevistador.

Al finalizar la entrevista agradece a la empresa y al entrevistador la oportunidad que te brindan.

No existe una guía para lograr una entrevista perfecta. Cada persona tiene sus trucos y estrategias para lograr transmitir lo mejor de sí mismo. Por eso, siguiendo todas estas recomendaciones probablemente el resultado de este encuentro con la empresa sea positivo.

Esto, más un currículum hecho con profesionalismo, aumentará todas tus posibilidades de ser contratado. Busca en Currículum Plus el diseño que más se ajusta a ti y comienza a preparar la entrevista de trabajo.

Regístrate ahora